COWORKS DESPIERTAN RENOVADO INTERÉS EN SECTOR CORPORATIVO

La flexibilidad de los espacios de trabajo colaborativos los hacen una alternativa atractiva en medio del escenario de incertidumbre que ha traído la pandemia.

Fuente: Diario Estrategia, 25 de Agosto

No contar con las condiciones o requerimientos mínimos para operar a distancia es una de las realidades que ha desnudado la extensa, rápida y, en muchos casos obligada, adopción del teletrabajo que provocó la pandemia.

Ahora, con el avance del desconfinamiento, se configura otro escenario frente al retorno paulatino de los colaboradores a sus lugares de trabajo: conjugar la vuelta a una nueva normalidad en materia laboral, con las condiciones de seguridad que eso implica, cuando aún el riesgo de contagio del Covid-19 está latente.

Frente a ello, los espacios de trabajo colaborativos o coworks, han despertado un renovado interés por cuanto se ubican en zonas de expansión urbana ‘que tienen la ventaja de optimizar recursos, ya que evitan arriendos sobredimensionados o la compra de una oficina’, dice María Teresa Ondarza, gerente general de Pronto Business Center, cuyo gerente de Marketing, Gonzalo Bernales, añade que en los países del Hemisferio Norte, estos espacios ‘han presentado una reactivación mayor en comparación con los arriendos tradicionales’.

Una de las ventajas de los cowork, dicen en Pronto Business Center, es que las empresas pueden manejar sus recursos humanos de acuerdo a su nivel de actividad, sin tener que hacer mayores acondicionamientos de espacios

En Chile, a medida que más zonas van pasando de la cuarentena a la etapa de transición, también se ha observado un mayor dinamismo en el sector, al menos en lo que se refiere al aumento de las consultas y cotizaciones por parte de las empresas.

‘En los primeros días de agosto, las cotizaciones se han multiplicado por cinco en comparación a los primeros días de mayo, incluso superando los meses pre Covid’, sostuvo Sebastián O’Ryan, CEO de Co-Work Latam en una reciente entrevista con Diario Financiero. Co-Work Latam y We Work son las principales firman que operan este tipo de espacios de trabajo colaborativo en el país.

Flexibilidad, la clave

A juicio de Bernales, este mayor interés responde, principalmente, a la incertidumbre que existe de cara al futuro, por lo que las alternativas flexibles cobran mayor relevancia. ‘Las empresas no se amarran con contratos a largo plazo y pueden agrandar o disminuir sus espacios y sus recursos humanos de acuerdo a su nivel de actividad, sin tener que hacer mayores acondicionamientos de espacios’, puntualiza.

Asimismo, en el sector proyectan que superada la emergencia de la pandemia, muchas compañías implementarán el teletrabajo, al menos para ciertas áreas. Y en ese contexto, para algunas empresas puede resultar atractivo que se lleve a cabo no desde la propia casa del trabajador sino en un espacio de cowork que ‘cumple con la seguridad, orden e higiene que exige la autoridad’ y que además puede estar cercano a los domicilios, sostiene Bernales.

De esta manera, los cowork permitirían aterrizar el concepto de ‘ciudades en 15 minutos’, donde se puede tener acceso a servicios básicos como salud, supermercados, espacios destinados al ocio y también tener la posibilidad de trabajar a pocos minutos del lugar de residencia, evitando así largos traslados.