Las cuatro claves que marcarán el retorno mixto al nuevo escenario laboral

Ni uno ni lo otro. El retorno a las oficinas no será total, ni el teletrabajo será exclusivo para siempre. Los expertos prevén que el escenario pospandemia estará marcado por la combinación de ambas modalidades y que los cambios vendrán impulsados por al menos cuatro ejes que mantendrán a las empresas en movimiento.Por: Airam Fernández y Constanza Garín | Publicado: Lunes 23 de noviembre de 2020 a las 04:00 hrs.

Hay consenso en que las oficinas, como las conocíamos hasta ahora, pasarán a ser reliquias del viejo mundo. En el nuevo, y pensando en un escenario post Covid-19, la tendencia apunta a que las empresas opten por instaurar una modalidad mixta, que incluirá rediseños de los espacios físicos y también de la manera de trabajar.

«En el fondo, se trata de diseñar un modelo flexible y efectivo para poder seguir funcionando», plantea el director de Project Management de CBRE, Keith Carrizo. Entendiendo, además, que «trabajar no es un lugar, sino una actividad», apunta el country manager de JLL Chile, Marcelo Carrere.

Desde que empezó la pandemia, la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) ha realizado varias encuestas al respecto. La más reciente es de octubre y, según el gerente de Seguridad y Salud Ocupacional del gremio, Andrés Herreros, encontraron que el porcentaje de empresas que tiene a la totalidad de sus trabajadores operando presencialmente caerá de 85%, antes de la pandemia, a 53% hacia mediados de 2021; y que entre aquellas empresas que mantendrán el teletrabajo, 15% de los trabajadores combinarán la virtualidad con las labores a distancia.

Imagen foto_00000005

Pero la decisión variará de una compañía a otra, como es lógico, dependiendo de la naturaleza de su rubro, señala la directora de Robert Half Chile, Karina Pérez. Lo dice porque durante la pandemia vio cómo muchas empresas experimentaron esta modalidad y en unas funcionó mejor que en otras. A partir de ahí, la «gran mayoría, grandes y medianas, se están inclinando por establecer modelos mixtos y el teletrabajo quizás hacerlo sólo algunos días a la semana».

Además de la seguridad y los cuidados, los expertos coinciden en que las razones apuntan también al bienestar sicológico y, en ese contexto, dejar abierta la posibilidad de que cada trabajador decida desde dónde quiere ejercer sus funciones es una opción. «Las tareas de teletrabajo tienen características particulares que requieren ciertos rasgos de personalidad para que el trabajo se realice con éxito», dice Herreros, añadiendo que quienes las realizan, «a menudo informan más emociones negativas» que el resto, por lo que se recomienda que el teletrabajo se utilice de forma no exclusiva.

Los costos también influyen, explica el gerente del área de Oficinas de Colliers International, Enrique del Campo, en un escenario donde muchas empresas hoy evalúan cómo reconfigurar las bases de su operación. «Ahí están optando, en la medida de sus posibilidades contractuales y de su giro, a optimizar los espacios físicos para reducir sus costos operativos, con opciones mixtas», dice el ejecutivo, quien, si bien observa que la decisión sin duda afectará al mercado inmobiliario de oficinas al provocar un aumento en las vacancias, también es optimista frente a los cambios, y cree que podrían generar mayor dinamismo y oportunidades, impulsadas por las empresas que buscan esa reconfiguración.

1 Pautas para el regreso parcial


Aunque todo dependerá del tamaño y tipo de empresa, hay pautas generales a seguir para volver a las oficinas, dice Keith Carrizo, de CBRE, como la instalación de tecnologías touchless en puertas de acceso y ascensores, o la reconfiguración de espacios de reuniones para evitar aglomeraciones. Las cámaras termales para la toma de temperatura, la solicitud de datos biométricos, el reconocimiento facial, la señalética de contacto de nanopartículas, los pediluvios y túneles sanitizadores se han incorporado en los edificios que administra CBRE y han contribuido a este nuevo escenario, añade el ejecutivo.

Como medida fundamental para controlar el acceso, dice que es necesario restringir el tráfico de ascensores en hora punta, coordinado en segmentación de horarios o adaptación de esquemas de turno. Además, como el aire es uno de los grandes aliados para combatir el virus, también propone pensar en planes que vayan en esa línea, siguiendo la experiencia del Edificio Security, donde ya se está implementando el aumento de caudal de aire, con mejoras de hasta un 30% respecto al volumen original, lo que disminuiría el riesgo de contagio.

Andrés Herreros, de la ACHS, sostiene que en el caso del trabajo a distancia las consideraciones dependerán de las labores realizadas, pero cree que es algo que ya está bien delineado en el oficio 3049 de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Aquí, lo que más le preocupa es la salud mental, porque pese a las ventajas, trabajar en el hogar también «puede contribuir al agotamiento» y a instalar una sensación de aislamiento, «especialmente de pares con mismos intereses y motivaciones».

Por eso, Karina Pérez, de Robert Half Chile, apunta a fortalecer la comunicación, y que los equipos de recursos humanos y jefaturas directas «definan formas eficaces de comunicar y dar lineamientos a los empleados», siempre considerando que la flexibilidad debe ser la clave en todo el proceso.

2 Cambio en la infraestructura


En mayo de este año, un sistema de cápsulas que simula una oficina y que sella a cada individuo en una habitación esterilizada, ganó el DNA Paris Design Award 2020 en la categoría de diseño de producto. Es una estructura hexagonal con un diseño moderno, inspirado en una colmena y se llama Q.workntine. Su creador es el arquitecto Mohamed Radwan y en el proyecto plantea cómo se imagina las oficinas del futuro: herméticas y con un sistema de ventilación incorporado para purificar el aire, a las que se puede acceder solo con reconocimiento facial. Por dentro, están hechas con materiales no porosos que se pueden desinfectar fácilmente.

Propuestas así de disruptivas todavía no se han visto en el país, pero las características que se están tomando en cuenta para el rediseño o adaptación de los grandes espacios corporativos son similares.

Para Enrique del Campo, de Colliers, las oficinas en el futuro «debiesen tender a la eficiencia, tanto de espacios como en el uso de recursos y manejo de residuos».

Esto implica, a juicio de Andrés Herreros, de la ACHS, pensar en la optimización del uso del espacio físico, a través de puestos de trabajo compartidos «que sean previamente agendados por parte de los trabajadores».

Mantener las distancias adecuadas, separando escritorios y puestos de trabajo, es algo que ya tienen claro en el mundo corporativo, dice Keith Carrizo, de CBRE, y por tanto los planes van en esa línea. Pero también en la contratación de servicios y herramientas adecuadas «que aseguren la higiene y sanitización del lugar». Como en la colmena de Radwan, la calidad y la pureza del aire serán fundamentales, añade Carrizo, junto a la elección de materiales y superficies fáciles de limpiar. En su opinión, la industria inmobiliaria debe priorizar espacios que vayan mucho más allá del concepto laboral y dar el salto a lo que se conoce como lugares de trabajo 5G, donde la experiencia es cada vez más «hotelizada».

Imagen foto_00000001

3 La adaptación de la ciudad


El tiempo de viaje en la Región Metropolitana (RM) en transporte público durante la hora peak de la mañana puede alcanzar hasta dos horas para los habitantes de comunas como Lo Espejo, Quilicura y Pedro Aguirre Cerda, mientras que los desplazamientos en Providencia o Las Condes pueden alcanzar los 80 minutos. Ambas situaciones se alejan del tiempo estándar que propone el Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano (SIEDU) de 60 minutos.

Ante esta realidad, algunos expertos proponen que el regreso al trabajo sea con un horario de entrada diferido para no colapsar el transporte, mientras otros plantean la necesidad de impulsar el concepto de «ciudades en 15 minutos», donde se busca tener comercio, colegios, centros médicos y oficinas a pocos minutos de las personas, con la infraestructura que ya se encuentra disponible.

Aunque las características de las ciudades que han impulsado este concepto -Ottawa y París-, difieren de las que tiene la RM en tamaño, realidad socioterritorial, políticas públicas e infraestructura, «lo importante es rescatar el objetivo central», dice Manuel Amaya, decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, agregando que la solución mixta de trabajo, al reducir los desplazamientos, «permitirá inyectar más vida en los barrios».

Para avanzar hacia ese objetivo, el académico plantea la importancia de «revalorizar» las comunas y transformarlas en microcentros, lo que trae consigo «mejorar la satisfacción de las personas con su vida y el entorno, al descarbonizar la ciudad». Parte fundamental de este mejoramiento es la creación de circuitos de ciclovías intercomunales, veredas más anchas y arboladas, «donde las personas puedan apropiarse de espacios públicos».

4 Coworks en 2021


«Las empresas necesitan espacios de colaboración y modelos de trabajo flexibles. Eso producirá una dinámica en todo el mercado, que no sólo significará trabajar en la oficina y casa, sino que las personas se podrán conectar o reunir en un café o cowork», prevé Marcelo Carrere, de JLL Chile.

Frente a ese escenario, los cowork se barajan como una alternativa para las empresas que dejaron sus oficinas durante la pandemia y que están en búsqueda de espacios físicos esporádicos para sus trabajadores. Desde JLL destacan que, en Estados Unidos, este modelo ocupa el 30% del espacio de oficinas, «lo que quiere decir que en Chile, habiendo 3,5 millones de m2 de oficinas, el mercado potencial de espacios flexibles podría estar al orden del millón de m2, si se aplicara de forma correcta», analiza el ejecutivo.

Sin embargo, el sector se ha visto impactado por la pandemia. Los principales operadores del rubro han notado bajas desde enero y sus ocupaciones en agosto estaban en torno al 60%, según cifras entregadas a DF. Eso sí, reconocen que para el mediano y largo plazo están viendo un interés creciente. «Hemos cotizado más de 1.000 puestos de trabajo de empresas grandes a contar de marzo de 2021, esto como un supuesto retorno efectivo a la normalidad», explica Adam Waterhouse, Business Development Manager de Co-Work Latam. Leonardo, se mantienen optimistas. «No descartamos una consolidación y depuración de los oferentes de espacios flexibles, dados los retos financieros que la coyuntura ha traído para las empresas en general», dice su director, Leandro Basáez. 

Dos casos 


Un regreso progresivo a las oficinas bajo una modalidad mixta es lo que han impulsado desde la ACHS. Para ello, debieron establecer un equipo a cargo de definir e implementar el plan de retorno seguro, cuenta Andrés Herreros, gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de la ACHS, cuya división se encargó de preparar la infraestructura: demarcar puestos de trabajo, puntos de control de temperatura e higiene, establecer turnos y aforos para la utilización del casino, «donde se eliminaron las estaciones de autoservicio y se aseguró el distanciamiento, instalando acrílicos separadores», cuenta.

Para lograr lo anterior, también debieron hacer una capacitación a todos los trabajadores respecto a las nuevas normas de convivencia y medidas preventivas previo al retorno y, según el ejecutivo, «el balance ha sido positivo», lo que ha desatado el compromiso de los trabajadores. «Apuntamos a mantener esta modalidad hasta marzo del próximo año, siempre considerando la evolución de la pandemia», añade.

Otro es el caso de Sky Airline, empresa que en septiembre anunció que, una vez acabada la pandemia, sus trabajadores no volverían a sus oficinas ubicadas en Huechuraba. Hoy ya son 350 colaboradores que están trabajando bajo esta modalidad, lo que, a juicio de su CEO, José Ignacio Dougnac, mostró respuestas favorables, pues «cada trabajador gastaba cerca de 500 horas anuales en movilizarse y poder ahorrarse ese tiempo, para dedicarlo a la familia o a otros intereses, es una tremenda ganancia para todos». Pese a lo anterior, el ejecutivo cuenta que las oficinas seguirán habilitadas y a «disposición de los colaboradores que prefieren no trabajar en sus casas, siempre respetando el aforo permitido».

Fuente: Diario Financiero.