Teletrabajo en la mira. ¿Mejoró o disminuyó la productividad?

Es de público conocimiento que el Coronavirus no nos ha dado tregua este ultimo año. Tal como el primer día de confinamiento, muchas son las empresas que aun trabajan de forma remota. Es por esto que PwC realizó estudio entre varios actores donde se pone en tela de juicio el teletrabajo. Gerentes Generales, CFO, Gerentes de área de Finanzas, ingeniería, RRHH y los trabajadores de estas empresas

El primer punto que nos sorprende rápidamente es que el 49% de los ejecutivos encuestados y un 43% de los trabajadores dice que pasa al menos 20 horas de su día conectados a internet. Cifra sorprendente considerando que la jornada laboral en Chile no debiera superar las 45 horas semanales, es decir, 9 horas diarias, como máximo.

“Esto es un proceso de aprendizaje. La gente estuvo dispuesta a trabajar más, tuvo colaboración y buena disposición, pero esto requiere de regulación, de establecer ciertos protocolos”, afirma Pablo Gómez, socio de People and Organization de PwC Chile.

Volvamos a nuestra pregunta. ¿Mejoró o disminuyó la productividad? El estudio nos dice algo que nos sorprende. El 63% de los ejecutivos considera que el teletrabajo ha sido exitoso, no obstante, esa experiencia no se ha traducidos en aumento de productividad, en opinión de los mismos ejecutivos. Solo un 28% indica que la productividad aumento, mientras que el mismo porcentaje cree que disminuyó. Entonces la pregunta que nos hacemos es, ¿seguirá el teletrabajo postpandemia?

¿Qué nos dicen los trabajadores de todo esto? Un 87% de ellos consideran el teletrabajo como una herramienta fundamental en la revolución laboral que viene de la mano con el Coronavirus. El problema que se presenta es que solo un 31% de los ejecutivos menciona que esta modalidad seguirá cuando volvamos a la normalidad.

Nos encontramos en una disyuntiva no menor. Siendo coloquiales podemos decir que los empleadores están a favor del trabajo presencial mientras que los trabajadores prefieren seguir desde sus casas. Debemos conseguir un punto intermedio.

Para todos los colaboradores es fundamental contar con un lugar cómodo de trabajo y esto no siempre se logra en casa, mientras que para las grandes empresas no es negocio arrendar grandes centros de negocios si los trabajadores no irán. Es importante entender que este nuevo formato hibrido viene de la mano con la modificación de los espacios tradicionales de trabajo. Es aquí donde los Coworks pueden darnos una mano, con sus atractivos planes, donde se privilegia espacios de trabajo y no oficinas completas.

La vuelta al trabajo está a la vuelta de la esquina, hay que tomar decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *