Expertos delinean los desafíos del mundo laboral a partir de la rápida expansión del teletrabajo.

El trabajo remoto ha impactado positivamente el clima laboral, reveló el estudio Smart Work, elaborado en conjunto por EY, Caja los Andes y Fundación País Digital. El hecho de que un 68% de los empleadores quería seguir trabajando a distancia al menos tres días por semana abrió una discusión sobre perspectivas y desafíos en un encuentro online del que participaron las tres organizaciones.

El mercado laboral y la manera en que las personas venían trabajando han tenido cambios profundos y veloces en el último año y medio. Antes de la pandemia se hablaba del teletrabajo y de la flexibilidad laboral como herramientas que marcarían un futuro que resultó estar a la vuelta de la esquina. Los múltiples desafíos que enfrentaron empresas y trabajadores han tenido un impacto sobre la productividad, sobre la salud mental y sobre la forma de trabajar. El escenario, como se conocía, ya no volverá a ser el mismo.

¿Cómo la rápida adopción y expansión del trabajo remoto ha influido en el clima laboral? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de esta modalidad? ¿Qué iniciativas o buenas prácticas han implementado las compañías para mejorar esta experiencia? Estas fueron algunas de las interrogantes abordadas en un encuentro virtual del que participaron Marcel Villegas, Socio de People Advisory Service de EY; Fernando Arab, subsecretario del trabajo; Rafael Lipari, Gerente de marketing y ecosistema de Caja de Los Andes; y Ricardo Dorado, director de Crecimiento de Fundación País Digital. La instancia sirvió también para presentar los resultados de Smart Work, estudio conjunto levantado entre las tres organizaciones, que recoge la visión de más de 350 empleados y casi 90 empleadores sobre este tema.

“Vemos brechas en la percepción de la preparación y el apoyo que han dado los empleadores”

Una vez superada la pandemia, un 68% de los trabajadores del país espera cumplir con sus funciones en modalidad online, al menos durante 3 días a la semana, mientras que un 23% quiere hacerlo dos días por semana. Así lo reveló el estudio Smart Work, cuyos resultados fueron presentados por Marcel Villegas, de EY. El gran hallazgo, dijo Villegas, fue el resultado positivo que ha tenido el teletrabajo en el clima laboral, según un 72% de empleadores y un 57% de empleados. Su influencia en la percepción de la productividad también arroja un resumen favorable: un 49% de los empleados dijo estar mucho más o más productivo en la modalidad remota.

La mayoría destacó un impacto positivo en el manejo del tiempo personal y familiar. Villegas dijo que a pesar de que hay múltiples evaluaciones positivas “todavía vemos una brecha entre los dos grupos en la percepción de la preparación y el apoyo que han dado los empleadores en la modalidad de teletrabajo”

“Los Trabajadores del futuro serán más transversales”

Al proyectar como será el trabajo en el futuro, tras la rápida expansión de la modalidad online, el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, dijo que será un trabajo “moderno”, que aprovechará las nuevas tecnologías y las pondrá al servicio de las personas, permitiendo que sectores que tradicionalmente han estado “más relegados” puedan incorporarse con mayor fuerza: “pienso en mujeres, jóvenes, personas con discapacidad, o personas de regiones, que muchas veces tenían que trasladarse o a la capital regional o a Santiago para poder trabajar en algún puesto que fuera de su interés”. También cree que será un empleo sustentable y amigable con el medio ambiente, porque la reducción en la movilidad “está ayudando a descongestionar y descontaminar las ciudades”. Y agregó una cuartas característica. “Los empleos del futuro serán más democráticos, porque el teletrabajo podrá estar al alcance de una gran mayoría”.

“Será clave que las compañías mantengan una propuesta de valor hacia sus colaboradores”

Hoy es clave que las empresas reflexionen sobre cómo reconvertir sus formas de trabajar, subrayó el director de Crecimiento de Fundación País Digital. Ricardo Dorado, durante su intervención. Datos del estudio presentado por EY mostraron que un 57% de los empleadores ha implementado capacitaciones sobre el uso de herramientas tecnológicas y un 39% sobre liderazgo de equipos remotos. En ese contexto, Dorado acotó que escenarios híbridos que permitan recuperar los espacios de interacción real entre los equipos y al mismo tiempo conexiones remotas “parece ser la manera para seguir, aunque solo el tiempo dirá cuál es el mejor camino para cada empresa”. A juicio de Dorado, será clave para la atracción de talento “que las compañías puedan mantener una propuesta de valor hacia sus colaboradores y estar muy atentas a sus necesidades”.

“Alinear los propósitos de la empresa con el de sus trabajadores genera mayor Engagement”

Para Rafael Lipari, gerente de Marketing y Ecosistema de Caja de los Andes, la definición de un propósito empresarial es muy importante, algo que tiene que ver con al nueva forma de trabajar y qué, probablemente, se mantendrá a largo plazo.

El tiempo que quedó disponible con el teletrabajo trajo más espacios y coméntenos que las personas no quieren perder. EN ese contexto, el ejecutivo comentó que hoy más que nunca los trabajadores alinean sus propositivos personales con el de las empresas, algo que es muy positivo. “En un ambiente descentralizado y remoto genera un Engagement importante para las diferentes personas que componen una firma.”

Para las organizaciones será importante mantener una propuesta de valor hacia sus colaboradores y atracción de talentos vigentes, es decir “que se vaya renovando y que esté atenta a las necesidades que tengan las personas de los distintos niveles”. Todo eso, a su juicio, vinculado a la flexibilidad laboral.

Fuente: DF.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *