Los Coworks y la reconversión de las oficinas

Un estudio realizado por la Unidad de Asesoría Estratégica de AGS muestra la tendencia de crecimiento de los coworks a nivel nacional durante los últimos años. Si bien, el crecimiento acelerado que ha tenido este mercado se ha visto afectado por la pandemia, se perfila como una gran alternativa para aumentar la tasa de ocupación de las oficinas tradicionales, apuntando a su reconversión a un formato más flexible y que se adapte a las nuevas modalidades de trabajo, necesidades y estilo de vida de las personas.

El concepto de coworking nace en Estados Unidos alrededor del año 2006 y desde entonces su crecimiento ha sido exponencial, tendencia que también se repite en Chile. Si bien al principio el concepto se asociaba a espacios para profesionales independientes y emprendedores, hoy en día incluso las grandes compañías están optando por este modelo que posee una mayor flexibilidad tanto en los espacios como en las modalidades de arrendamiento, impulsado en gran medida por el nuevo escenario post pandemia, que ha hecho replantearse la forma en que las empresas, organizaciones, emprendedores y personas trabajarán los próximos años.

Para el caso de Chile, se estima un crecimiento de un 6% para el presente año (la mitad de los años anteriores pre pandemia) y una recuperación hasta del 158% en los próximos 2 años respecto al 2020. Lo anterior, representa una oportunidad para la diversificación territorial de este mercado, ante la necesidad de contar con espacios de trabajo cercanos a los hogares de las personas, apuntando a una descentralización de los polos de oficinas que, en el caso de las principales ciudades de Chile, se encuentran altamente concentrados, lo que implica para las personas emplear mayores recursos y extensos tiempos de traslado, tanto en transporte público como privado.

De esta forma, el mercado de los coworks surge como una potencial solución para las personas, empresas y organizaciones que requieren espacios de trabajo flexibles y que se encuentren próximos a los hogares de los colaboradores. Entre los principales atributos se encuentra la posibilidad de arrendar espacios de trabajo por hora o planes mensuales, semestrales, etc, adaptables a diversos tipos de requerimientos, trabajo colaborativo (networking), bajar los costos y tiempos de desplazamiento, entre otros, contribuyendo a entregar una mejor calidad de vida a los colaboradores y generando una ciudad más compacta (Ciudad de 15 minutos).

En Chile hasta el año 2020, existían 106 coworks distribuidos en 214 sedes, de las cuales 124 se ubican en la Región Metropolitana (58%) y 89 en regiones (42%).

De los que se encuentran en el Gran Santiago, la mayoría se ubican aún en la comuna de Santiago y en el sector oriente de la capital (Providencia, Las Condes y Vitacura). Ante ello, se observa la oportunidad de diversificar geográficamente la oferta de coworks hacia más comunas y barrios, donde residen mayoritariamente los colaboradores de las organizaciones, contribuyendo a disminuir el tiempo invertido en los desplazamientos con motivo laboral.

A continuación, se presenta una tabla y un plano de distribución de los coworks en la Región Metropolitana:

Coworks en el Gran Santiago

Comuna                 Cantidad de Sedes             Cantidad de Sedes (%)

Las Condes                     47                                           37,9

Providencia                     31                                           25

Santiago                        18                                            14,5

Vitacura                         10                                            8,1

La Reina                         3                                             2,4

Colina                             2                                             1,6

Lo Barnechea                  2                                             1,6

Huechuraba                    2                                              1,6

Independencia                2                                              1,6

Ñuñoa                            2                                              1,6

Recoleta                         1                                              0,8

Macul                             1                                              0,8

San Bernardo                  1                                              0,8

San José de Maipo           1                                              0,8

Buin                               1                                              0,8

Total                              124                                          100

Fuente: Estrategia.cl

Ventajas de trabajar en un Cowork

Vida Cowork – Coworkingfy

Con el auge de las nuevas profesiones surgen también nuevos modelos de trabajo que se adaptan a las novedades del mercado laboral, un ejemplo de esto son los cowork pero, ¿qué son?

La denominación cowork viene de coworking space y es reciente, pero la práctica podría considerarse mucho más antigua, específicamente en la década de los 90´s.

En la ciudad de Berlín, Alemania, se comenzaron a popularizar lugares llamados hackerspaces, eran sitios donde entusiastas de la computación se reunían para compartir conocimientos y comparar sus equipos.

Espacios de cowork en Chile suman cerca de 160 y la mitad se concentra en  Santiago - Fitzroy

Este es el principio elemental de los coworks, contar con un espacio en el que puedas desarrollar tus habilidades al mismo tiempo que compartes y creas una nueva red de conocimiento con otras personas, que te puede ayudar a mejorar como profesionista.

Esta clase de lugares están principalmente enfocados a trabajadores que utilizan recursos tecnológicos como equipo de cómputo y software especializado.

Programadores, diseñadores, arquitectos, periodistas, fotógrafos, escritores, incluso estudiantes en sus últimas etapas de universidad frecuentan estos espacios.

Para que un cowork se considere como tal necesita contar con algunas herramientas básicas como escritorios, sillas de oficina, en algunos casos equipo de cómputo y, sobre todo, conexión a internet.

Fue en el año 2005 cuando Brad Neuberg, un programador estadounidense creó lo que se podría considerar el primer coworking en toda regla en la ciudad de San Francisco, EEUU.

Lo describió como “La libertad e independencia de trabajar para mi mismo, junto con la estructura y sentido de comunidad de trabajar con otros”.

Su inspiración surgió del hecho de darse cuenta que el trabajo del programador, esencialmente atado a una computadora era cómodo, pues se podía trabajar desde casa, pero también era muy solitario.

Teniendo ya un contexto sobre el origen de los cowork, ahora se puede entrar en materia de enlistar las ventajas de trabajar bajo este modelo.

Libertad y compañía

Como su mismo creador lo definió, trabajar en un cowork es una oportunidad ideal para disfrutar de la libertad que tu trabajo remoto te brinda, pero al mismo tiempo encontrarte dentro de un sitio que cuenta con una estructura similar a la que podrías encontrar en un centro de trabajo tradicional.

Los coworks no tienen horarios establecidos, así que puedes tomar descansos en el momento que lo desees, también puedes desconectarte un poco y realizar otras actividades.

Muchos coworks, la mayoría, de hecho, cuentan con espacios especialmente dedicados al esparcimiento, algunos con salas de juegos, cafeterías, salas de relajación, etc.

Conexiones a internet estables y equipos en buen estado

El internet, principal elemento necesario para trabajar de manera remota debe ser de alta velocidad y estable en un cowork, así como las herramientas adicionales utilizadas.

Los escritorios y sillas, así como equipos de cómputo para aquellas personas que así lo requieran deben ser de calidad, por ejemplo, un monitor de computadora de alta definición para diseñadores, ingenieros, arquitectos o fotógrafos.

La mayoría de aquellos que acuden a un cowork cuentan con sus propios equipos, normalmente los más populares son las computadoras laptop gracias a su practicidad al momento de transportarlas de un lugar a otro, sin embargo, no está de más contar con herramientas de calidad en el cowork.

Crear nuevas amistades y relaciones de negocios

Sin duda, una de las principales ventajas de trabajar en un cowork, o por lo menos la más popular entre las personas que lo frecuentan es precisamente conocer nuevas personas.

admin, autor en Counity

Profesionistas que comparten un espacio contigo y que se dedican a diferentes labores, todos juntos pueden crear nuevas relaciones personales e incluso de negocios.

Todo de una manera casual y sin las presiones propias de tener que concretar adquisiciones, simplemente se trata de trabajar en lo que te gusta rodeado de otras personas que también están haciendo lo que les apasiona.

Fuente: Plumaslibres.com