Guía para un trabajo seguro en base al paso a paso laboral

Paso a Paso Laboral

Establece la hoja de ruta y las medidas específicas que las empresas y trabajadores deben adoptar para disminuir el riesgo de contagio del COVID-19, cuando la empresa decida operar en cualquiera de las etapas del Plan Paso a Paso que así lo permitan.

Guía para un trabajo seguro

Para abordar los ámbitos de la hoja de ruta del Paso a Paso Laboral, te proponemos las siguientes etapas de gestión. En algunos casos, el mismo ámbito de la hoja de ruta coincide con una de las etapas que te proponemos, y en otros, los ámbitos son parte de una de las etapas aquí́ propuestas:

En este documento te proponemos una guía con etapas de implementación, para abordar los 7 ámbitos de la hoja de ruta, las medidas específicas y el Formulario único de Fiscalización entregado por la autoridad.

Las 5 etapas del Paso a Paso Laboral:

  1. Infórmate: Revisa constantemente las recomendaciones y protocolos existentes en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  2. Organiza y Acuerda: En centros de trabajo se requerirá colaboración en la implementación de las medidas y en realizar gestiones específicas atendiendo a la realidad del centro de trabajo.
  3. Desarrolla un plan de trabajo: Implementa un sistema donde se definan los aforos, los trabajadores que deben concurrir presencialmente y de manera virtual, y por último definir una vuelta Gradual.
  4. Colabora con la Trazabilidad: Implementar la identificación temprana de casos sospechosos, Procurar llevar un registro de terceros externos que ingresen a la organización, Especificar que si un trabajador presenta sintomatología debe comunicarlo de inmediato a su jefatura directa, El seguimiento de los contactos estrechos laborales, entre otros.
  5. Evalúa y Actualiza: La misma pauta de evaluación utilizada para confeccionar el plan de trabajo, deberás aplicarla regularmente para evaluar que las medidas se mantienen en el tiempo.

Para más información ingresa a este link: Coronavirus ACHS

Análisis de Localización de Coworks en el Gran Santiago

De acuerdo a un estudio realizado en Noviembre de 2020 que buscaba caracterizar el área de influencia de 4 posibles localizaciones de espacios de cowork en la periferia de Santiago. Se tomaron como referencia cuatro localizaciones de centros de negocios en distintos Mall Plaza del Gran Santiago.

Estos fueron los resultados:

Como se ve en el cuadro inferior, una persona que vive en Maipú y se dirige a las Condes, se desplaza aproximadamente 35 kilómetros y demoraría 1 hora en hora punta en transporte público. Si trabajara en Maipú tomaría una distancia aproximada de 10 kilómetros y la mitad del tiempo del trayecto a Las Condes, lo que genera un de ahorro de tiempo de una Hora considerando la ida y vuelta y una reducción de la mitad de la distancia recorrida.

Beneficios de los Centros Perifericos:

  • Se observa reducción de distancias desde un 40% hasta un 72%
  • Se observa reducción de tiempo desde un 10% hasta un 60%.
  • Es Importante el ahorro en km viajados, emisiones y tiempo.

Teletrabajo en la mira. ¿Mejoró o disminuyó la productividad?

Es de público conocimiento que el Coronavirus no nos ha dado tregua este ultimo año. Tal como el primer día de confinamiento, muchas son las empresas que aun trabajan de forma remota. Es por esto que PwC realizó estudio entre varios actores donde se pone en tela de juicio el teletrabajo. Gerentes Generales, CFO, Gerentes de área de Finanzas, ingeniería, RRHH y los trabajadores de estas empresas

El primer punto que nos sorprende rápidamente es que el 49% de los ejecutivos encuestados y un 43% de los trabajadores dice que pasa al menos 20 horas de su día conectados a internet. Cifra sorprendente considerando que la jornada laboral en Chile no debiera superar las 45 horas semanales, es decir, 9 horas diarias, como máximo.

“Esto es un proceso de aprendizaje. La gente estuvo dispuesta a trabajar más, tuvo colaboración y buena disposición, pero esto requiere de regulación, de establecer ciertos protocolos”, afirma Pablo Gómez, socio de People and Organization de PwC Chile.

Volvamos a nuestra pregunta. ¿Mejoró o disminuyó la productividad? El estudio nos dice algo que nos sorprende. El 63% de los ejecutivos considera que el teletrabajo ha sido exitoso, no obstante, esa experiencia no se ha traducidos en aumento de productividad, en opinión de los mismos ejecutivos. Solo un 28% indica que la productividad aumento, mientras que el mismo porcentaje cree que disminuyó. Entonces la pregunta que nos hacemos es, ¿seguirá el teletrabajo postpandemia?

¿Qué nos dicen los trabajadores de todo esto? Un 87% de ellos consideran el teletrabajo como una herramienta fundamental en la revolución laboral que viene de la mano con el Coronavirus. El problema que se presenta es que solo un 31% de los ejecutivos menciona que esta modalidad seguirá cuando volvamos a la normalidad.

Nos encontramos en una disyuntiva no menor. Siendo coloquiales podemos decir que los empleadores están a favor del trabajo presencial mientras que los trabajadores prefieren seguir desde sus casas. Debemos conseguir un punto intermedio.

Para todos los colaboradores es fundamental contar con un lugar cómodo de trabajo y esto no siempre se logra en casa, mientras que para las grandes empresas no es negocio arrendar grandes centros de negocios si los trabajadores no irán. Es importante entender que este nuevo formato hibrido viene de la mano con la modificación de los espacios tradicionales de trabajo. Es aquí donde los Coworks pueden darnos una mano, con sus atractivos planes, donde se privilegia espacios de trabajo y no oficinas completas.

La vuelta al trabajo está a la vuelta de la esquina, hay que tomar decisiones.

Leonidas Vial crea oficinas satélites

El también accionista de Blanco y Negro ha hecho cambios importantes en
las oficinas de LarrainVial en El Golf: devolvió dos pisos que tenía en
arriendo en Avenida El Bosque y compró oficinas en La Florida para acercar el trabajo a cerca de 30 colaboradores de esa zona que decidan trabajar fuera de sus casas, y piensa hacer lo mismo en Maipú.

También adaptó una casa ubicada en Paul Harris, Las Condes, terreno donde pensaba iniciar un proyecto inmobiliario, para que una decena de trabajadores de esas zonas puedan usarla como oficina. Además, puso en arriendo un piso suyo en avenida El Bosque, pero al mismo tiempo aprovechó de comprar en el mismo edificio otros pisos de oficinas que se vendían a buen precio.

Sanhattan - Wikipedia, la enciclopedia libre

Fuente: https://www.america-retail.com/chile/luksic-paulmann-ibanez-vial-ponce-y-von-muhlenbrock-como-y-desde-donde-los-grandes-empresarios-monitorean-sus-negocios-durante-la-pandemia/

¿Cómo será la era post pandemia?

La aparición del coronavirus trajo a nuestra vida enormes dificultades, tanto en lo laboral como personal. Hoy en día, vemos con buenos ojos como se acerca el fin de una pandemia mundial, por lo mismo nos preguntamos. ¿Cómo será el trabajo desde ahora?

Varias empresas, entre ellas Google están optando por un modelo híbrido, el cual conlleva mantener una oficina central donde todos los trabajadores se pueden juntar a reuniones de equipo y muchas oficinas satélites ubicadas en diferentes puntos de la ciudad. Otro ejemplo, un poco más cercano es Codelco, quién durante la semana que recién pasó, informó que sus trabajadores de la división norteña de Chuquicamata pasarán de un trabajo 100% presencial a un modelo hibrido.

Nueva Mineria

“A diferencia de la primera etapa de teletrabajo, el nuevo modelo busca un acompañamiento mayor y una definición de roles que implica un liderazgo mucho más visible. Esto se traduce en mejor conexión con los equipos de trabajo, más respeto y retroalimentación oportuna”, indica el comunicado enviado por su área de RRHH.

Microsoft a su vez dio a sus empleados la posibilidad de elegir la modalidad de trabajo que quieran: pueden trabajar toda la semana en las oficinas, completamente en remoto o combinar ambas en una modalidad híbrida. Por último, el caso IBM, desde allá nos explican que sus espacios ya estaban bastante adaptados a una realidad de trabajo híbrido antes de la pandemia, por lo tanto, se van a limitar a continuar con ellos sin modificaciones. “En IBM ya teníamos tanto flexibilidad horaria como combinación de ubicación casa-oficina, con puestos de trabajo sin asignación a un empleado concreto. Seguiremos en esta misma línea”, señalan.

Los beneficios del cambio de Office 365 a Microsoft 365 para los usuarios y  el Canal | DISTRIBUCIÓN | DealerWorld

Las oficinas de IBM tienen escritorios sin asignar, espacios amplios y despejados y salas de reuniones con pantallas para incluir a los miembros del equipo que no estén en la oficina. También instalaron armarios de almacenaje para que los empleados dejasen las pertenencias que no se quisiesen llevar a casa, como periféricos.

Las expectativas de la fuerza laboral han cambiado, el año y medio que se desarrolló un trabajo remoto repercutió en la necesidad de encontrar nuevas formas de acercar el trabajo a las personas. La pandemia, aunque parezca irónico, nos enseñó la libertad de poder trabajar desde cualquier lugar sin la necesidad de movernos largos trayectos hacia nuestra oficina.

A un año del teletrabajo: Los 4 errores que más se cometen y tips para  solucionarlos | Tecno Pymes Chile

Pronto Espacios desarrolló un servicio de arriendo de oficinas flexibles, donde ofrece un nuevo estilo de trabajo híbrido en Chile. Hoy ya no existe la necesidad de estar en la oficina los 5 días de la semana, de 9 a 19 horas, con las herramientas que nos entrega la tecnología podemos trabajar desde cualquier lugar.

Los espacios de trabajo con los que cuenta Pronto, se adaptan a las necesidades de sus clientes. Su modelo de negocio se encarga de entregar todo tipo de servicios basándonos en lo que necesita cada uno de ellos. Arriendo de oficinas Flexibles, espacios cómodos de trabajo, arriendo de sala de reuniones por hora o simplemente un escritorio donde trabajar, algo que se conoce en la actualidad como Hotdesk. No debemos dejar de lado la importancia de la experiencia social cara a cara entre colegas, fundamental a la hora de cerrar proyectos de larga data.

Mostrando IMG_1363.jpg

El trabajo pospandemia debe ser amigable. Esto se logrará cuando los colaboradores se sientan cómodos con su lugar de trabajo, lo cual debe aplicar tanto para el formato presencial como hibrido. El teletrabajo funciona, es una alternativa, pero no será eterno. Debemos buscar la forma de compatibilizar todos los aspectos hasta acercarnos a la máxima eficiencia. El café de la mañana o las reuniones almuerzo jamás podrán ser sustituidas, por lo que dotar a los empleados de todas las herramientas necesarias es una tarea básica de la empresa.

Sostenibilidad como carta de navegación.

Según un estudio del proveedor de datos de inversión “Arabesque S-Ray”, más de cuatro quintas partes de las compañías más grandes no alcanzarán los objetivos establecidos en el acuerdo climático de París para 2050.

Muchas son las empresas que han trabajo hacia la sustentabilidad en sus procesos y productos. Electricidad sin residuos orgánicos, más reciclaje en las plantas, ropa orgánica y tela reciclable, eficiencia y recuperación de residuos tecnológicos, entre muchos otros caminos.

Es ahí donde los ejecutivos y socios de Pronto Espacios se preguntaron. ¿qué podemos aportar nosotros, desde nuestro rubro, para lograr ser un factor de cambio?

En ese momento se gestó el plan de sostenibilidad que el día de hoy estamos llevando a cabo, acercar el lugar de trabajo a los colaboradores aporta a la disminución de la huella de carbono, ya que los traslados son más cortos y amigables con el medio ambiente.

Una persona que vive cerca de su lugar de trabajo puede dejar de generar hasta 505 kg de CO2 de forma anual.

En el año 2021 es parte fundamental de la misión y visión de una empresa contar con un departamento de gestión medioambiental o sustentabilidad. Los usuarios y clientes cuentan con mucho más acceso a tecnología, lo que ocasiona un castigo inmediato en el caso de no tener un plan de acción desde lo medioambiental.

Este plan de acción implementado por Pronto Espacios no solo nos entrega satisfacción desde una perspectiva de desarrollo sostenible, sino que también por como mejora la vida de las personas al vivir cerca de su trabajo. Cambiar las horas en el transporte público por paseos en el parque con sus hijos es impagable.

Nuestro compromiso va a hacia convertirnos en una empresa 100% amigable con el medio ambiente, disminuyendo lo más posible cualquier impacto negativo que se genere por nuestros procesos. El cambio es ahora.

Equipo Pronto Espacios 

¿Santiago puede ser una ciudad de 15 minutos?

Ciudad de 15 minutos es un concepto que es tendencia actualmente y a tomar fuerza en todas las capitales del mundo, sobre todo en París, lugar donde Carlos Moreno, de la Universidad Sorbona, de París, está llevando a cabo este proyecto. Melbourne, Ottawa, Detroit, Copenhague, Utrech, Milán, Dublín. También se han interesado ciudades de América Latina como Buenos Aires, Montevideo, Lima, Medellín, Guayaquil, Bogotá o Río de Janeiro, entre otras.

“La ‘ciudad de los 15 minutos’ es una posibilidad de crear una nueva dinámica en los barrios”, asegura Moreno. Una nueva dinámica que tiene varias aristas, una económica, para crear modelos de servicios en los barrios; una social, para crear más solidaridad e inclusión; y una ecológica, para que comprendamos que “tenemos que limitar las emisiones de CO2”.

Pronto Espacios adoptó este concepto como fuente principal de su nueva forma de operar sus centros de negocio. La idea siempre fue acercar a las personas a su lugar de trabajo y esto se consigue mediante la apertura Oficinas satélites o Cowork en comunas altamente pobladas del gran Santiago como Maipú y Puente Alto. Esto no solamente genera mejoras importantes en la calidad de vida de los colaboradores, sino que también genera en la empresa un ahorro importante en los costos de arriendo.  

Esta nueva forma de ver la ciudad, como efecto significativo, propicia una disminución de los desplazamientos forzados que se producen en las ciudades hacia los lugares de trabajo y servicios más frecuentes y a los que podemos acceder recorriendo una corta distancia a pie o en bicicleta


No podemos seguir desperdiciando nuestra vida entre largos transbordos en metro o esperando un bus que no pasará en 30 minutos. Necesitamos generar una ciudad descentralizada que a la larga reduzca la presión sobre los medios de transportes y así mejore la calidad de vida de nuestros compatriotas.

Hoy en día, Santiago cuenta con comunas que tienen un gran porcentaje de la población, donde encontramos acceso a Bancos, Comercio y supermercados, es ahí donde nosotros nos preguntamos, ¿Por qué las empresas no pueden tener sucursales comunales?
Debemos ofrecer a los colaboradores la oportunidad de trabajar mucho más cerca de sus hogares.


En Chile, grandes conglomerados de empresas ya se han unido hacia esta mejora constante. Larraín Vial es uno de los casos más significativos. Durante la pandemia, cerró dos pisos de sus oficinas en el Golf para abrir sucursales en La Florida y Maipú para sus trabajadores, de esta forma logró disminuir al mínimo el riesgo de contagio por corona
virus en el sistema de transporte.


Implementar este concepto nos lleva a poder reequilibrar nuestras ciudades para que se produzcan menos desplazamientos, los ciudadanos incrementen su calidad de vida y se respete al medio ambiente.

Por último, e igualmente importante, cabe señalar que al hablar de la ansiada ciudad en 15 minutos, hay que tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, reduce el riesgo de contraer coronavirus en el transporte público, y lo más importante, la posibilidad de hacer
del planeta un lugar mejor, porque esto reduce en gran medida las emisiones diarias de dióxido de carbono de todos.


Los invitamos a sumarse.

Fuentes:

Cinco claves por las que el ‘coworking’ se mantendrá como una tendencia en crecimiento

First coworking

La pandemia de covid-19 ha acelerado el desarrollo y la implantación de los espacios flexibles. Teniendo en cuenta el escenario económico y el actual ritmo laboral de los profesionales, las oficinas flexibles son una oportunidad para las pequeñas y medianas empresas en momentos de incertidumbre como el actual. Según los expertos, el ‘coworking’ seguirá siendo una tendencia en crecimiento por ofrecer seguridad ante el covid-19, la descentralización de las oficinas o su capilaridad en todo el país.

La situación actual ha convertido el modelo físico/telemático en una solución de presente y futuro. Según las últimas encuestas, más del 70% de los empleados y directivos desean volver a sus espacios de trabajo y las perspectivas apuntan a un crecimiento de más del 21% de la oferta de espacio flexible en 2021 y, JLL afirma que para 2030 la cifra llegará al 30%.

Por tanto, ante la coyuntura actual y teniendo en cuenta que la demanda de los empleados incluye ahora desplazamientos más cortos hasta el lugar de trabajo y espacios menos densos que priorizan la salud y el bienestar del trabajador. La combinación de espacios tradicionales y flexibles jugará un papel fundamental. Desde First Workplaces, compañía especializada en oficinas flexibles, se han identificado cinco factores que impulsarán la demanda de espacios de coworking:

  • Seguridad ante el covid-19. Actualmente las empresas deben poner todos los medios necesarios para garantizar la seguridad de los trabajadores: limpieza e higienización constante, registro de usuarios y visitantes, toma de temperatura, medición de las distancias de seguridad y redistribución de los espacios, señalización, adecuación de la climatización, trazabilidad, distribución de gel hidroalcohólico… Muchas pequeñas y medianas empresas no están en disposición de controlar todos estos aspectos. La contratación de un espacio de coworking lo pone todo más fácil, ya que los gestores de los espacios se encargan del protocolo y de garantizar que esto se cumple.
  • Descentralización de oficinas. Muchas empresas mantendrán una oficina de referencia, pero tendrán diversas oficinas satélite para sus empleados, para evitar, por ejemplo, que tengan que coger el transporte público y, por supuesto, también para que sean más eficientes, más productivos y puedan conciliar mejor.
  • Ofrece a empleados y empresarios la oportunidad de gestionar su trabajo de una forma más eficiente, autónoma y que favorezca la conciliación, ayudando la integración de los nuevos miembros, facilitando la retención del talento con el que cuenta la empresa y reforzando la vinculación entre el empleado y la compañía
  • Facilita la comunicación en el equipo y el aprendizaje. La comunicación escrita requiere más trabajo que la comunicación verbal y espontánea. Con el trabajo presencial las conversaciones resultan más claras y directas y la comunicación entre los miembros del equipo se fortalece, se trazan sinergias, a diferencia del teletrabajo, que implica un esfuerzo extra.
  • El “aislamiento” del teletrabajo puede provocar ansiedad o, por el contrario, apatía. Los espacios de coworking que fomentan la interacción entre sus usuarios y cuentan con las condiciones, los recursos y las comodidades necesarias para trabajar, contribuyen a la mejora la salud emocional, facilitan la concentración. Las oficinas enfocadas al coworking están diseñadas para favorecer la productividad de los empleados mediante el ambiente, la luz, el mobiliario, los recursos técnicos, conexión, salas de reuniones, espacios de ocio. Un todo incluido en el sector de las oficinas.
  • Fuente: https://www.idealista.com/

El coronavirus golpeó a las firmas del sector ante empleados que comenzaron a trabajar desde sus casas. Cómo se preparan para 2021

De futuro incierto a oportunidad de negocio: ¿por qué los coworking se entusiasman con la postpandemia?

La aparición y consolidación del home office como respuesta a las políticas de aislamiento provocaron que las empresas entiendan que la apuesta a estructuras rígidas de oficinas ya no les resulta funcional.

Desde Trendsity identifican el concepto de «tercer lugar» a la hora de destacar la importancia de los espacios de trabajo compartido –fuera del hogar y de la empresa– que crecieron conforme aumentó el empleo remoto.

Las cifras de PwC son elocuentes para marcar esta tendencia:

  • La mitad de los ejecutivos ve como una opción implementar el trabajo remoto permanente para los roles que lo permiten
  • Dos de cada cinco se proponen acelerar la automatización y las nuevas formas de trabajo
  • Un cuarto considera reducir el uso de instalaciones

«Probablemente, las compañías necesiten acceso a espacios de trabajo como células de coworking, que aseguren higiene y seguridad para los empleados, pero más cerca geográficamente de sus domicilios», señala a iProUP Mariela Mociulsky.

Según la especialista, como «estos formatos introducen cambios y protocolos para proteger la salud de los trabajadores», las firmas se «puedan dispersar la fuerza laboral, dar flexibilidad y a la vez mayor aislamiento».

Reconversión

Uri Iskin, reconoce a iProUP que durante el coronavirus puso a prueba su capacidad de resiliencia en los primeros meses de aislamiento obligatorio.

«Tuvimos que transformarnos y adaptarnos, y nuestra misión fue sobrevivir. Sabíamos que mantenernos en pie era crecer, porque cambiaron los fundamentos de nuestro negocio y la manera en que nuestros clientes demandan nuestros servicios», asegura.

Debido al aislamiento obligatorio, la compañía cambió su modelo operativo, rediseñó los protocolos de higiene y seguridad, y revisó las capacidades de oficinas, espacios comunes y circulación. Aunque, según Iskin, lo principal fue mantenerse cerca sus clientes.

«Los escuchamos y acompañamos. Y cuando nos contaron que las casas de sus colaboradores no estaban preparadas para trabajar todo el día, les llevamos nuestras sillas ergonómicas, sin costo. Después de todo, ese siempre fue nuestro propósito: brindar bienestar en el espacio de trabajo. Sólo que ahora esto sucedía en las casas», relata.

Sin embargo, la nueva normalidad» que parecía ser una amenaza para el sector ahora se convierte en una chance de negocio.

«Muchas compañías saben que no van a volver a la jornada de trabajo completa en la oficina. Esto, posiblemente, aumente el home office y el uso de nuevos espacios de trabajo, más cerca de los hogares», señala Iskin.El 2020 impactó en el negocio del coworking, pero las empresas ven una oportunidadEl 2020 impactó en el negocio del coworking, pero las empresas ven una oportunidad

Y añade: «Creo que el futuro es flexible, híbrido, con un servicio orientado a las empresas y sus colaboradores. Allí es donde centramos nuestra propuesta de valor y por eso decimos que nuestro sector va a prevalecer en el mercado de oficinas«

«Nuestra ocupación promedio hasta 2019 ha estado en general por encima del 90%, y si bien ha caído en la primera mitad del 2020, podemos decir que nuevamente ha vuelto a crecer«, reconoce Iskin.

En este mismo sentido, Tomás Calusio, indica a iProUP que sus clientes más importantes aseguran que el home office «no es una solución que piensan mantener en el mediano plazo, porque han visto desventajas de este modelo como pérdida de identidad y cultura corporativa, declive en procesos de innovación y disminución de la calidad del trabajo, entre otras cuestiones».

«Nosotros sabemos que frente al escenario actual el factor de flexibilidad se convertirá en un valor cada vez más importante para los tomadores de decisiones», completa Calusio.

Si bien ven un futuro prometedor, en el sector reconocen que el presente sigue siendo complicado. «Los primeros meses de la pandemia fueron de gran inestabilidad. Muchas empresas que teníamos como clientes cerraron y otras pasaron a una modalidad 100% home office«, confía a iProUP Edith Paliza, fundadora de Cowork Obelisco.

«Nuestra incertidumbre, que todavía perdura, es hasta cuándo durará esta pandemia y cómo se reactivará la economía del país y del mundo. Si bien la crisis y la recesión son grandes aliados del coworking, no poder proyectar a un corto o mediano plazo complica mucho el negocio», afirma.

Pablo Cardozo, manager de comunidad y alianzas de A3, coincide en que el coronavirus golpea a su negocio cuyo «core es 100% presencial«.El 90% de los empleados argentinos quiere volver a la oficina, aunque sea un día por semanaEl 90% de los empleados argentinos quiere volver a la oficina, aunque sea un día por semana

«Por suerte varios equipos que trabajan en nuestro espacio son de rubros que se encontraban exentos del aislamiento obligatorio y nos forzó a movernos y adaptarnos rápidamente. El espacio de A3 solo estuvo cerrado una semana, hasta que implementamos el nuevo protocolo sanitario», dice.

Pero el ejecutivo no pierde las esperanzas. Asegura que «la mayoría de las grandes empresas, que tienen o tenían edificios corporativos, no quieren ‘perder tiempo’ adaptando sus instalaciones para cumplir con el protocolo, por eso creo que esta es una gran oportunidad para los espacios de trabajo compartido».

«Las compañías ven en nuestros lugares la posibilidad de descentralizar sus áreas y, al mismo tiempo, los ven como espacios flexibles y seguros para sus empleados. Para equipos más pequeños es el momento de salir del 100% home office y encuentran en los coworkings espacios de vinculación y cambio de aire, con posibilidad de ir, al menos, una vez a la semana», reflexiona.

En efecto, los expertos enumeran las siguientes ventajas que ofrecen los espacios de oficinas compartidas:

  • Ahorro de dinero y trabajo en la implementación y seguimiento de protocolos de bioseguridad en los espacios de trabajo
  • Menores inversiones para adecuar oficinas tradicionales que cumplan con las nuevas medidas de protección y seguridad
  • Mayor flexibilidad en la contratación de estos espacios
  • Descentralización: los empleados no necesitan trasladarse largas distancias ni tomar trasporte público. Varias empresas poseen sedes en distintos puntos de la ciudad
  • Capacidad de adaptación: una empresa puede sumar nuevos espacios o reducirlos con facilidad y sin necesidad de realizar grandes inversiones

El teletrabajo, un aliado

Para Calusio, se está produciendo una transformación del rol de las oficinas, en la que el teletrabajo no es necesariamente una amenaza, sino un complemento que promoverá mayor flexibilidad.

«El modelo de espacios flexibles tiene el potencial para responder a los retos que esta transición implica. Además de la desaceleración en la oferta, que ya venía evidenciándose, no descartamos una consolidación y depuración de las firmas del sector, dados los retos financieros que la coyuntura ha traído para las empresas en general», sostiene.

El director está convencido de que los espacios flexibles serán uno de los grandes ganadores de esta coyuntura. «Estas empresas no solo seguirán, sino que se convertirán en uno de los mejores aliados para las compañías que quieran enfrentar el futuro del trabajo de una manera más flexible, con todo lo aprendido durante la pandemia», afirma.

Según estudio realizado por la compañía, el 90% de los empleados quiere regresar a la oficina por lo menos un día a la semana. Dentro de ese grupo, apenas el 20% quiere volver los cinco días.

El informe descubrió, además, que la mayoría de los trabajadores no quiere sentirse obligado a estar en la oficina toda la jornada, ni quedarse en sus casas: desean combinar ambos esquemas.

«El trabajo remoto no es lo mismo que el trabajo en casa. Trabajar desde casa es algo que solíamos hacer de vez en cuando, hacerlo de forma remota, en cambio, no es ocasional: requiere otro set de habilidades y sistemas», aclara Calusio.

Además, adelanta tres tendencias que llegarán para quedarse:

  • Rotación de personal: «En la época de COVID-19, el distanciamiento en el lugar de trabajo es fundamental para priorizar el bienestar de sus empleados. Hay varias formas de hacer que sus espacios sean menos densos. Una es rotar los equipos que entran físicamente», explica Calusio
  • Descentralización de oficinas: viajar en transporte público es una preocupación para los empleados durante una pandemia. «Una solución es distribuirlos a través de los centros de oficina satélite, lo que les permite viajar de manera segura y fácil, a pie o en bicicleta», señala
  • Ofrecer opciones para trabajar desde casa y cerca de casa: al reducir el espacio de oficina por el distanciamiento, existe otra forma de garantizar la productividad manteniendo los costos bajos. «Capacitar a los empleados para que decidan dónde y cuándo trabajar mejor, brindándoles la opción de trabajar desde su hogar o cerca de él», asegura

Más allá del horizonte

Sobre el futuro próximo, Paliza evidencia optimismo. «Tenemos una buena perspectiva porque este negocio fue ideado en épocas de crisis. Además, muchas organizaciones han tenido que adoptar una modalidad de trabajo remoto o mixto, que hasta hace poco era resistido por ellas mismas», remarca.

Y completa: «Hablando específicamente sobre el sector de coworking, observo que a pesar de que algunos players han tenido que cerrar debido a este contexto, otros han abierto nuevas sucursales o prevén abrirlas».

Iskin indica que «a principios de 2019, la empresa global de servicios inmobiliarios JLL estimó que para el año 2030 el 30% del mercado de oficinas sería flexible«.

«Ahora podemos decir que vamos a llegar a este porcentaje mucho antes. Estamos en el final del inicio del cambio, y el futuro es prometedor», remarca.

El ejecutivo de A3, por su parte, asegura que «es necesario pensar en el coworking no sólo como una solución inmobiliaria, sino como la construcción de comunidad que ofrezca una bandeja de oportunidades para desarrollar y hacer crecer los negocios«.

Calusio, insiste en que «el COVID-19 ha sido una oportunidad para resaltar las ventajas de un modelo de negocio como el nuestro».

«Hoy, el modelo de espacios colaborativos es el que está mejor preparado para el trabajo en un mundo postpandemia gracias a las diferentes facilidades que ofrece, entre las que destacan una mayor flexibilidad en tiempos de contratos, tipos de membresías, espacios y ubicaciones», concluye.

Las cuatro claves que marcarán el retorno mixto al nuevo escenario laboral

Ni uno ni lo otro. El retorno a las oficinas no será total, ni el teletrabajo será exclusivo para siempre. Los expertos prevén que el escenario pospandemia estará marcado por la combinación de ambas modalidades y que los cambios vendrán impulsados por al menos cuatro ejes que mantendrán a las empresas en movimiento.Por: Airam Fernández y Constanza Garín | Publicado: Lunes 23 de noviembre de 2020 a las 04:00 hrs.

Hay consenso en que las oficinas, como las conocíamos hasta ahora, pasarán a ser reliquias del viejo mundo. En el nuevo, y pensando en un escenario post Covid-19, la tendencia apunta a que las empresas opten por instaurar una modalidad mixta, que incluirá rediseños de los espacios físicos y también de la manera de trabajar.

«En el fondo, se trata de diseñar un modelo flexible y efectivo para poder seguir funcionando», plantea el director de Project Management de CBRE, Keith Carrizo. Entendiendo, además, que «trabajar no es un lugar, sino una actividad», apunta el country manager de JLL Chile, Marcelo Carrere.

Desde que empezó la pandemia, la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) ha realizado varias encuestas al respecto. La más reciente es de octubre y, según el gerente de Seguridad y Salud Ocupacional del gremio, Andrés Herreros, encontraron que el porcentaje de empresas que tiene a la totalidad de sus trabajadores operando presencialmente caerá de 85%, antes de la pandemia, a 53% hacia mediados de 2021; y que entre aquellas empresas que mantendrán el teletrabajo, 15% de los trabajadores combinarán la virtualidad con las labores a distancia.

Imagen foto_00000005

Pero la decisión variará de una compañía a otra, como es lógico, dependiendo de la naturaleza de su rubro, señala la directora de Robert Half Chile, Karina Pérez. Lo dice porque durante la pandemia vio cómo muchas empresas experimentaron esta modalidad y en unas funcionó mejor que en otras. A partir de ahí, la «gran mayoría, grandes y medianas, se están inclinando por establecer modelos mixtos y el teletrabajo quizás hacerlo sólo algunos días a la semana».

Además de la seguridad y los cuidados, los expertos coinciden en que las razones apuntan también al bienestar sicológico y, en ese contexto, dejar abierta la posibilidad de que cada trabajador decida desde dónde quiere ejercer sus funciones es una opción. «Las tareas de teletrabajo tienen características particulares que requieren ciertos rasgos de personalidad para que el trabajo se realice con éxito», dice Herreros, añadiendo que quienes las realizan, «a menudo informan más emociones negativas» que el resto, por lo que se recomienda que el teletrabajo se utilice de forma no exclusiva.

Los costos también influyen, explica el gerente del área de Oficinas de Colliers International, Enrique del Campo, en un escenario donde muchas empresas hoy evalúan cómo reconfigurar las bases de su operación. «Ahí están optando, en la medida de sus posibilidades contractuales y de su giro, a optimizar los espacios físicos para reducir sus costos operativos, con opciones mixtas», dice el ejecutivo, quien, si bien observa que la decisión sin duda afectará al mercado inmobiliario de oficinas al provocar un aumento en las vacancias, también es optimista frente a los cambios, y cree que podrían generar mayor dinamismo y oportunidades, impulsadas por las empresas que buscan esa reconfiguración.

1 Pautas para el regreso parcial


Aunque todo dependerá del tamaño y tipo de empresa, hay pautas generales a seguir para volver a las oficinas, dice Keith Carrizo, de CBRE, como la instalación de tecnologías touchless en puertas de acceso y ascensores, o la reconfiguración de espacios de reuniones para evitar aglomeraciones. Las cámaras termales para la toma de temperatura, la solicitud de datos biométricos, el reconocimiento facial, la señalética de contacto de nanopartículas, los pediluvios y túneles sanitizadores se han incorporado en los edificios que administra CBRE y han contribuido a este nuevo escenario, añade el ejecutivo.

Como medida fundamental para controlar el acceso, dice que es necesario restringir el tráfico de ascensores en hora punta, coordinado en segmentación de horarios o adaptación de esquemas de turno. Además, como el aire es uno de los grandes aliados para combatir el virus, también propone pensar en planes que vayan en esa línea, siguiendo la experiencia del Edificio Security, donde ya se está implementando el aumento de caudal de aire, con mejoras de hasta un 30% respecto al volumen original, lo que disminuiría el riesgo de contagio.

Andrés Herreros, de la ACHS, sostiene que en el caso del trabajo a distancia las consideraciones dependerán de las labores realizadas, pero cree que es algo que ya está bien delineado en el oficio 3049 de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Aquí, lo que más le preocupa es la salud mental, porque pese a las ventajas, trabajar en el hogar también «puede contribuir al agotamiento» y a instalar una sensación de aislamiento, «especialmente de pares con mismos intereses y motivaciones».

Por eso, Karina Pérez, de Robert Half Chile, apunta a fortalecer la comunicación, y que los equipos de recursos humanos y jefaturas directas «definan formas eficaces de comunicar y dar lineamientos a los empleados», siempre considerando que la flexibilidad debe ser la clave en todo el proceso.

2 Cambio en la infraestructura


En mayo de este año, un sistema de cápsulas que simula una oficina y que sella a cada individuo en una habitación esterilizada, ganó el DNA Paris Design Award 2020 en la categoría de diseño de producto. Es una estructura hexagonal con un diseño moderno, inspirado en una colmena y se llama Q.workntine. Su creador es el arquitecto Mohamed Radwan y en el proyecto plantea cómo se imagina las oficinas del futuro: herméticas y con un sistema de ventilación incorporado para purificar el aire, a las que se puede acceder solo con reconocimiento facial. Por dentro, están hechas con materiales no porosos que se pueden desinfectar fácilmente.

Propuestas así de disruptivas todavía no se han visto en el país, pero las características que se están tomando en cuenta para el rediseño o adaptación de los grandes espacios corporativos son similares.

Para Enrique del Campo, de Colliers, las oficinas en el futuro «debiesen tender a la eficiencia, tanto de espacios como en el uso de recursos y manejo de residuos».

Esto implica, a juicio de Andrés Herreros, de la ACHS, pensar en la optimización del uso del espacio físico, a través de puestos de trabajo compartidos «que sean previamente agendados por parte de los trabajadores».

Mantener las distancias adecuadas, separando escritorios y puestos de trabajo, es algo que ya tienen claro en el mundo corporativo, dice Keith Carrizo, de CBRE, y por tanto los planes van en esa línea. Pero también en la contratación de servicios y herramientas adecuadas «que aseguren la higiene y sanitización del lugar». Como en la colmena de Radwan, la calidad y la pureza del aire serán fundamentales, añade Carrizo, junto a la elección de materiales y superficies fáciles de limpiar. En su opinión, la industria inmobiliaria debe priorizar espacios que vayan mucho más allá del concepto laboral y dar el salto a lo que se conoce como lugares de trabajo 5G, donde la experiencia es cada vez más «hotelizada».

Imagen foto_00000001

3 La adaptación de la ciudad


El tiempo de viaje en la Región Metropolitana (RM) en transporte público durante la hora peak de la mañana puede alcanzar hasta dos horas para los habitantes de comunas como Lo Espejo, Quilicura y Pedro Aguirre Cerda, mientras que los desplazamientos en Providencia o Las Condes pueden alcanzar los 80 minutos. Ambas situaciones se alejan del tiempo estándar que propone el Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano (SIEDU) de 60 minutos.

Ante esta realidad, algunos expertos proponen que el regreso al trabajo sea con un horario de entrada diferido para no colapsar el transporte, mientras otros plantean la necesidad de impulsar el concepto de «ciudades en 15 minutos», donde se busca tener comercio, colegios, centros médicos y oficinas a pocos minutos de las personas, con la infraestructura que ya se encuentra disponible.

Aunque las características de las ciudades que han impulsado este concepto -Ottawa y París-, difieren de las que tiene la RM en tamaño, realidad socioterritorial, políticas públicas e infraestructura, «lo importante es rescatar el objetivo central», dice Manuel Amaya, decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, agregando que la solución mixta de trabajo, al reducir los desplazamientos, «permitirá inyectar más vida en los barrios».

Para avanzar hacia ese objetivo, el académico plantea la importancia de «revalorizar» las comunas y transformarlas en microcentros, lo que trae consigo «mejorar la satisfacción de las personas con su vida y el entorno, al descarbonizar la ciudad». Parte fundamental de este mejoramiento es la creación de circuitos de ciclovías intercomunales, veredas más anchas y arboladas, «donde las personas puedan apropiarse de espacios públicos».

4 Coworks en 2021


«Las empresas necesitan espacios de colaboración y modelos de trabajo flexibles. Eso producirá una dinámica en todo el mercado, que no sólo significará trabajar en la oficina y casa, sino que las personas se podrán conectar o reunir en un café o cowork», prevé Marcelo Carrere, de JLL Chile.

Frente a ese escenario, los cowork se barajan como una alternativa para las empresas que dejaron sus oficinas durante la pandemia y que están en búsqueda de espacios físicos esporádicos para sus trabajadores. Desde JLL destacan que, en Estados Unidos, este modelo ocupa el 30% del espacio de oficinas, «lo que quiere decir que en Chile, habiendo 3,5 millones de m2 de oficinas, el mercado potencial de espacios flexibles podría estar al orden del millón de m2, si se aplicara de forma correcta», analiza el ejecutivo.

Sin embargo, el sector se ha visto impactado por la pandemia. Los principales operadores del rubro han notado bajas desde enero y sus ocupaciones en agosto estaban en torno al 60%, según cifras entregadas a DF. Eso sí, reconocen que para el mediano y largo plazo están viendo un interés creciente. «Hemos cotizado más de 1.000 puestos de trabajo de empresas grandes a contar de marzo de 2021, esto como un supuesto retorno efectivo a la normalidad», explica Adam Waterhouse, Business Development Manager de Co-Work Latam. Leonardo, se mantienen optimistas. «No descartamos una consolidación y depuración de los oferentes de espacios flexibles, dados los retos financieros que la coyuntura ha traído para las empresas en general», dice su director, Leandro Basáez. 

Dos casos 


Un regreso progresivo a las oficinas bajo una modalidad mixta es lo que han impulsado desde la ACHS. Para ello, debieron establecer un equipo a cargo de definir e implementar el plan de retorno seguro, cuenta Andrés Herreros, gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de la ACHS, cuya división se encargó de preparar la infraestructura: demarcar puestos de trabajo, puntos de control de temperatura e higiene, establecer turnos y aforos para la utilización del casino, «donde se eliminaron las estaciones de autoservicio y se aseguró el distanciamiento, instalando acrílicos separadores», cuenta.

Para lograr lo anterior, también debieron hacer una capacitación a todos los trabajadores respecto a las nuevas normas de convivencia y medidas preventivas previo al retorno y, según el ejecutivo, «el balance ha sido positivo», lo que ha desatado el compromiso de los trabajadores. «Apuntamos a mantener esta modalidad hasta marzo del próximo año, siempre considerando la evolución de la pandemia», añade.

Otro es el caso de Sky Airline, empresa que en septiembre anunció que, una vez acabada la pandemia, sus trabajadores no volverían a sus oficinas ubicadas en Huechuraba. Hoy ya son 350 colaboradores que están trabajando bajo esta modalidad, lo que, a juicio de su CEO, José Ignacio Dougnac, mostró respuestas favorables, pues «cada trabajador gastaba cerca de 500 horas anuales en movilizarse y poder ahorrarse ese tiempo, para dedicarlo a la familia o a otros intereses, es una tremenda ganancia para todos». Pese a lo anterior, el ejecutivo cuenta que las oficinas seguirán habilitadas y a «disposición de los colaboradores que prefieren no trabajar en sus casas, siempre respetando el aforo permitido».

Fuente: Diario Financiero.